Reseña Orgullo y Prejuicio [Jane Austen]

Título original: Pride and Prejudice 
Autor: Jane Austen
Género: Novela
Subgénero: comedia romántica y sátira
Editorial: Debolsillo
Fecha de publicación: 1813 (2015)
Páginas: 448
ISBN: 978-84-8428-660-8
Personajes: Elizabeth "Lizzy" Bennet, Jane Bennet, Lydia Bennet. "Kitty" Bennet,Mary Bennet.Sr. Bennet, Sra. Bennet, Charlotte Lucas, Charles Bingley, Caroline Bingley, George Wickham, Sr. William Collins, Lady Catherine de Bourgh, Georgiana Darcy.
Sinopsis
El señor y la señora Bennet tienen cinco hijas, y el único objetivo de la madre es conseguir una buena boda para todas. Dos jóvenes ricos, el señor Bingley y el señor Darcy, aparecen en ese ambiente e inmediatamente se ven señalados como posibles maridos. La heroína de la novela es Elizabeth, la segunda hermana, inteligente, perspicaz, consciente de su valor, y algo rebelde. El opresivo ambiente de la familia, la presión del matrimonio, la diferencia de clases, el fantasma de la pobreza y la delicada sensibilidad de una heroína decidida, pero no libre de errores de juicio y dudas de comportamiento, se conjugan para crear una obra maestra leída a lo largo de más de dos siglos.


El libro Orgullo y Prejuicio fue escrito por Jane Austen a sus 20 años y eran apuntes en simples cuadernos. Esto fue en los años 1796-1797 llamándolo Primeras Impresiones, título que fue cambiado por el actual, siendo una decisión muy acertada, especialmente después de que el padre de Jane lo ofreció a un editor que lo rechazó, no sabiendo este último el error que cometía porque más tarde sería un éxito a nivel mundial gracias a  transmitir una perfecta imagen de la sociedad británica a través de la vida de un grupo de jóvenes del siglo XVIII. Sin incluir acontecimientos históricos sino mas bien un perfil psicosocial con temas como la jerarquía social y el matrimonio, algo muy curioso porque  el interés de los lectores con el transcurso del tiempo y a pesar de los cambios sociales no ha cambiado lo que me da a entender la importancia de conseguir pareja  como un hecho muy importante actualmente.

Mi opinión sobre esto quizás suene muy feminista, pero me reventaba el alma cada vez que leía en la trama la idea de matrimoniarse como lo único a lo que aspiraba una mujer en esa época y si aprendías algo como dibujar o tocar el piano era para impresionar a un hombre en vez de ser por placer propio.
Por su parte la cosa era como un concurso de belleza pero en vez de corona, la ganadora tenia era un anillo. Por lo demás la parte de la dote es machista, discriminador, insultante y estúpido, si yo hubiese vivido en esa época me gasto mi dote en un viaje y me quedo soltera, para no dejar que nadie se casara conmigo por la cantidad que pudiesen pagarle mis padres.

La autora cumplió algunas de mis exigencias de lectora al darme más que una trama cursi y algo cliché de un amor tormentoso con un final feliz sino que a través de una prosa en tercera persona algo poética y sátira no aburrió con minuciosas descripciones de apariencias, ropas o muebles enfocándose mejor en conocer a los personajes secundarios mas estrafalarios como la madre casamentera a la que odie al igual que a la inmadura de Lydia o  el clérigo adulador (Collins) uno de mis personajes favoritos y entiendo como se ha convertido en un icono de la literatura inglesa, mientras que hay personajes ilustrativos tal cual la gran dama dominante Catherine de Bourgh es la típica malvada que se interpone entre los protagonistas quienes son Elizabeth y Darsy.

Elizabeth  Bennet, (con 20 años al igual que la autora cuando escribió el libro) es la segunda de las cinco hermanas y la más bella después de Jane. Esta chica se deja llevar siempre por las primeras apariencias, por lo que esta llena de prejuicios algo que resulta una bomba cuando se une al orgullo de Fitzwilliam Darcy, un hombre inteligente, rico y tímido que parece arrogante y orgulloso a los extraños pero en el fondo es una buena persona aunque tiene ideas preconcebidas sobre los estatus sociales, pero a pesar de sus inclinaciones sobre lo que no le conviene de una relación con Elizabeth, no puede dejar a un lado sus sentimientos por ella dándonos un final digno de una de las primeras comedias románticas en la historia de la novela, es tanto el éxito que  en 2003 la BBC llevó a cabo una encuesta para conocer el "Libro más amado del Reino Unido", y Orgullo y prejuicio tuvo el segundo lugar, después de El Señor de los Anillos.


La novela Orgullo y Prejuicio es el mayor éxito de Jane Austen. La critica describe como es uno de los libros que más ha colaborado con la literatura inglesa. El relato ocurre durante el reinado de Jorge III en una sociedad campestre donde vive la familia Bennet, con sus cinco hijas casaderas, de entre 15 y 23 años. La lectura me pareció un poco lenta hasta que el Sr. Darcy declina la sugerencia de Bingley de que saque a bailar a Elizabeth, pues no la encuentra suficientemente hermosa  y esta lo escucha, no pude evitar sorprenderme ante tal descortesía. Luego cuando veo que ella en venganza aprovecha cualquier momento para hacer ironías y malos tratos con este chico, comprendí que las mujeres somos terribles si lo deseamos pero por encima de todas esta la señora Bennet cuando intenta forzar que Jane y Bingley se puedan encontrar juntos y esto aunque me disgusta (mi lema es que el amor no debe forzarse) debo reconocer que es bastante entretenido de leer, sobre todo cuando Jane es invitada a Netherfield, donde enferma de neumonía y en vez de preocuparse se emociona de que su hija se quede mucho tiempo allá de reposo. Por el contrario su hermana si se preocupa y me gusto mucho la actitud  de Elizabeth al caminar  hasta allí para ver a su hermana y aunque las hermanas de Bingley se burlan, Darcy no puede dejar de mirarla.

Con la llegada del sr. Collins se nos ofrece un personaje cómico que muestra una parte social donde las mujeres no heredaban y era preferible que las herencias pasaran a gente que ni conocían solo por ser hombres. Sin embargo la autora simpatiza al chico con  los lectores por la adulación profesada a Lady Catherine quien lo mantiene y le dice que debe casarse así que en suma obediencia busca una esposa en Elizabeth, pero ella le rechaza, entonces desesperado se casa rápidamente con Charlotte Lucas, la mejor amiga de Elizabeth que acepta su ofrecimiento dado que ya ha cumplido 27 años y sólo tiene una pequeña dote. El dilema en la vida del sr. Collins de casarse a toda costa me indigna porque esa decisión es muy importante y debe ser por amor ya que de lo contrario no puede haber felicidad. Al mismo tiempo siento nostalgia con esa angustia que sienten algunas mujeres como Charlotte de no quedarse solteras y  tienen una relación con el primero que se les atraviese así no las haga felices.

Una de las escenas que hace un antes y un después en el libro es durante un segundo baile celebrado en Netherfield, Darcy baila con Elizabeth dando como consecuencia que ella cada vez le soporta menos mientras el cada vez la admira más, pero el comportamiento de las Bennet más pequeñas y  su madre planeando a voces que Jane se casará con Bingley, hace que no se le declare tratando de olvidarla. En lo personal puedo entender un poco esta situación pero a veces las personas se parecen a sus familias y otras no, por consiguiente no debemos prejuzgar por este factor. Un personaje inolvidable es El señor Wickham, "típico sinvergüenza", revelo que me molesté porque yo le había creído en los primeros capítulos y luego al verlo como un farsante lo odié, aunque no tanto como Bingley cuando decide repentinamente marcharse de nuevo a Londres, dejando a Jane sufrir. Ya después de un tiempo pasa lo inevitable y Darsy se le declara a Elizabeth quien  lo rechaza porque en su mente el es un villano y debo confesar que yo la apoyé hasta que en una carta justifica sus acciones respecto a  Wickham y su interferencia entre Bingley y Jane y acompañe a la protagonista en la vergüenza de haberlo juzgado mal.


Más tarde, Elizabeth se va de vacaciones con sus tíos a Pemberley, quedando impresionada por su tamaño y belleza y pensado que todo eso hubiese sido de ella si aceptaba a Darcy. Hay una línea que dice “casi cae en el arrepentimiento” y mientras lo leía me reí mucho, me parecía increíble ver que solo por “la plática” se arrepintiera y creo que la escritora se dio cuenta y para no darle la connotación de interesada le agrego a la escena  un ama de llaves, quien se refiere a las actitudes generosas y nobles de Darsy como su patrón, y así cuando Elizabeth cambia sus sentimientos se ve más emocional que monetario. Por otro lado me di cuenta de la sinceridad e importancia de Elizabeth para Darcy cuando la hermana menor Georgiana una chica agradable y tímida, sabe todo sobre Lizzy y son presentadas formalmente con gran emoción, fue bonito leer esta parte. Esto lo menciono porque cuando le importas a alguien, este le habla de ti a su familia y no como una simple amiga, sino como la chica que le gusta y si ya son novios lo formaliza; todo lo contrario a lo que  hizo Wickham a Lydia fugándose de la manera más inmadura e irrespetuosamente posible y solo lo formalizan porque los obligan.

Después de 400 páginas finalmente Lady Catherine en un intento por separar a los protagonistas, los une mas. Y la novela termina con las hermanas Jane y Elizabeth casándose poco después una con el señor Bingley (gracias a la ayuda de Darcy) y la otra con el señor Darcy, todo es un final predecible y cerrado ya que de cada personaje da una especia de epilogo no dejando cabos sueltos. Concluyo recomendado el libro porque a pesar de los disgusto sociales que tuve, reconozco que están basados en normas que si existieron de la época pero es muy entretenido.


#1. "Es una verdad universalmente conocida que un hombre soltero poseedor de una gran fortuna necesita una esposa."

#2. "Vaya, querida, si tu hija padece una enfermedad grave, si se muere, representaría un gran consuelo saber que todo fue por perseguir al señor Bingley y obedeciendo tus órdenes."- El señor Bennet

#3. "Sólo estoy dispuesta a actuar de la manera más acorde, en mi opinión, con mi futura felicidad, sin tener en cuenta lo que usted o cualquier otra persona igualmente ajena a mí, piense."- Elizabeth

#4. "Tienes ante ti una triste disyuntiva, Elizabeth. A partir de hoy serás una extraña para uno de tus padres. Tu madre te repudiará si no te casas con el señor Collins, y yo te repudiaré si te casas con él."- Señor Bennet

#5. " Una forma indirecta de vanagloriarse, porque tu en realidad estas orgulloso de tus defectos como escritor, puesto que lo atribuyes a la rapidez de pensamiento y a un descuido en la ejecución, cosa que consideras, si no muy estimable, al menos muy interesante. Siempre se aprecia mucho el poder hacer las cosas con rapidez, y no se presta atencion a las imperfecciones con las que se hace."- Darcy

#6. "No se puede decir que alguien sea de verdad brillante si no sobrepasa con mucho a lo que encontramos de ordinario. Una mujer ha de tener un conocimiento completo de la música, del canto, del dibujo, del baile y de los idiomas modernos para merecer ese calificativo; y junto a todo eso, ha de poseer un algo indefinible en el semblante y en la manera de andar; así como en el tono de voz, la elocución y la manera de expresarse, porque, de lo contrario, sólo merecerá a medias ese elogio." Caroline Bingley

#7. "A poca gente quiero de verdad, y de muy pocos tengo buen concepto. Cuanto más conozco el mundo, más me desagrada, y el tiempo me confirma mi creencia en la inconsistencia del carácter humano y en lo poco que se puede uno fiar de las apariencias de bondad o inteligencia". Elizabeth

#8. “En vano he luchado. No quiero hacerlo más. Mis sentimientos no pueden contenerse. Permítame usted que le manifieste cuan ardientemente la admiro y la amo." Darcy

#9. "La vanidad y el orgullo son cosas distintas, aunque muchas veces se usen como sinónimos. El orgullo está relacionado con la opinión que tenemos de nosotros mismos; la vanidad, con lo que quisiéramos que los demás pensaran de nosotros" Mary Bennet

#10. "Ocultando sus pensamientos al hombre a quien ama, una mujer puede perder la ocasión de despertar su amor, y es un triste consuelo para ella pensar que nadie se ha enterado de que estaba enamorada. En los enamoramientos cuentan mucho la gratitud y la vanidad; de ahí que sea peligroso dejar que surjan por sí mismos. Su inclinación puede ser espontánea y empezar como una sencilla preferencia, cosa muy natural; pero somos pocos los que tenemos suficiente valentía para enamorarnos del todo si la otra parte no nos anima, De diez casos, en nueve aconsejaría a las mujeres que demostrasen más afecto del que realmente siente, pues todo puede quedar en simpatía si ellas no le animan al caballero a continuar." Charlotte Lucas

#11. “No podría decir qué momento, qué lugar, qué mirada o qué palabra sirvieron de base. Hace ya demasiado tiempo. Lo que sí sé decirte es que para cuando me di cuenta ya estaba metido hasta el cuello”. Darcy

#12. "Pero aborrezco fingir y no me avergüenzo de mis sentimientos. Eran naturales y justos. " Darcy

#13. “Es deber de todos resignarse por los males inevitables… He observado a menudo que la resignación nunca es tan perfecta como cuando la dicha negada comienza a perder en nuestra estimación algo de valor”. – Collins

#14. “cuando vemos a diario que los jóvenes, si están enamorados suelen hacer caso omiso de la falta de fortuna a la hora de comprometerse, ¿cómo podría prometer yo ser más lista que tantas de mis congéneres, si me viera tentada? O ¿cómo sabría que obraría con inteligencia si me resisto? Así es que lo único que puedo prometerte es que no me precipitaré. No me apresuraré en creer que soy la mujer de sus sueños. Cuando esté a su lado, no le demostraré que me gusta. O sea, que me portaré lo mejor que pueda.- Elizabeth

#15. “Le gusta hacer su santa voluntad replico, Pero a todos nos gusta. Sólo que él tiene más medios para hacerlo que otros muchos, porque es rico y otros son pobres. Digo lo que siento. Usted sabe que los hijos menores tienen que acostumbrarse a la dependencia y renunciar a muchas cosas”.- el coronel Fitzwilliam

#16. “Pero la vanidad, y no el amor, ha sido mi locura. Complacida con la preferencia del uno y ofendida con el desprecio del otro, me he entregado desde el principio a la presunción y a la ignorancia, huyendo de la razón en cuanto se trataba de cualquiera de los dos. Hasta este momento no me conocía a mí misma.”- Elizabeth

#17. “Algunos dicen que es orgulloso, pero yo nunca se lo he notado. Me figuro que lo encuentran orgulloso porque no es bullanguero como los demás”.- la señora Reynolds

#18. “Un verdadero aunque inútil interés. ¡Ojalá pudiese decirle o hacer algo que la consolase en semejante desgracia! Pero no quiero atormentarla con vanos deseos que parecerían formulados sólo para que me diese usted las gracias. Creo que este desdichado asunto va a privar a mi hermana del gusto de verla a usted hoy en Pemberley”.- Darsy

#19. “Ha de aprender mi filosofía. Del pasado no tiene usted que recordar más que lo placentero”. – Darsy

#20. “Soy la criatura más dichosa del mundo. Tal vez otros lo hayan dicho antes, pero nadie con tanta justicia. Soy todavía más feliz que Jane.” - Elizabeth

Orgullo y prejuicio  es una película británica del año 2005  basada en un guion de Deborah Moggach, producida por Working Title Films y dirigida por Joe Wright. El reparto me encantó porque Keira Knightley es Elizabeth, Matthew, Macfadyen es Sr. Darcy, Rosamund Pike es Jane Bennet. Y Jena Malone a quien amo como actriz es Lydia Bennet personaje al que odie mucho, dándome mucha risa cuando me di cuenta.


Espero que este libro les guste mucho porque merece la oportunidad de que lo lean, espero sus comentarios  con mucha ilusión y me despido con un abrazo literario.

Por aquí está nuestra opinión de la película del 2005, pásate. 

Tendencias esta semana:

Reseña Ready Player One [Ernest Cline]

Reseña La reina roja [Victoria Aveyard]

Reseña La Torre Oscura I: El pistolero [Stephen King]

Reseña El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares [Ransom Riggs]

#ReseñaWattpad Caín [Javiera Paz]