Reseña Bajo la misma estrella [Jonh Green]

Titulo original: The Fault in Our Stars
Autor: escritor estadounidense y vlogger en YouTube John Green
Género: Novela
Subgénero: Romántico
Lugar de desarrollo de la historia: Ámsterdam e Indianápolis
Fecha de publicación: 2013
Páginas: 313
ISBN: 0-525-47881-7
Editorial: Nube de Tinta
Personajes: Hazel, Augustus, Isaac, Peter Van Houten.

Sinopsis
A Hazel y a Gus les gustaría tener vidas más corrientes. Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto. Hazel y Gus son solo adolescentes, pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, solo existe el hoy y el ahora. Y por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel –conocer a su escritor favorito–, cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Destino: Ámsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme puzle que forman parte…

Opinión Personal

Con el primer puesto del  New York Times para libros juveniles durante siete semanas consecutivas, John Green nos presenta el sexto libro en su carrera como autor, con el título en español de “Bajo La Misma Estrella”. Este libro logro vender para enero del 2013 un millón de copias impresas, éxito que se transformó  en la posición número uno de Wall Street Journal, y la lista de Best Sellers de Indiebound  además del noveno puesto en las listas de los más vendidos de The Bookseller. Esta novela nos cuenta la historia Hazel Grace, una chica de 16 años con una vida nada común, ya que tiene que lidiar con una enfermedad  desde pequeña, pero no es cualquier enfermedad, es nada más y nada menos que cáncer de pulmón, dando como consecuencia una fuerte depresión y que dedicara la mayor parte de su tiempo libre a pensar en la muerte, por lo que sus padres al ver que no tiene casi amigos y basa su vida en leer libros que según la mayoría son pretenciosos y ver telebasura (cosa que a mí me encanta hacer, así que no tengo moral para juzgarla) deciden obligarla a ir a un grupo de apoyo en el sótano de una iglesia, con un motivador personal que de verdad creo que es bueno motivando porque después de una reunión con él, de verdad necesitas comenzar a hacer algo con tu vida para no tener que volver verle, aunque en el fondo es solo un buen tipo con mal dominio de grupo, momento que tiene su gracia, debido a ser exactamente por el aburrimiento causado en nuestros protagonistas, que pasa el milagro utilizado por Green para que este libro sea tan exitoso (dicen por allí que el sexo vende, bueno la tragedia combinada con el amor juvenil vende más, sino pregúntele a Romeo y Julieta). 
La vida de nuestra protagonista va a comenzar a cambiar con un simple intercambio de miradas con el guapo del grupo es decir este chico de diecisiete años llamado Augustus Waters (Gus), ex jugador de baloncesto que tiene amputada una pierna a causa del osteosarcoma. Vencedor del cáncer, nada deprimido, cuya actitud y perspectiva de la vida lo hace cada vez más atractivo tanto para ella como para todas, camuflajeando a través de una historia de amor lo que el autor quiere que analicemos sobre el cáncer, las personas que lo padecen y sus familias. En cada línea se nos muestran las diferentes perspectivas que pueden tomar las personas frente a una enfermedad y como quienes la padecen harán hasta lo imposible para que no sea una sentencia final, en lo personal viví cada personaje tanto principal como secundario, pude sentir empatía y aprender de ellos y es que la forma como son descritos, la narración fresca, en primera persona y armónica con los diálogos tienen el poder de llevarte a sentir lo que siente Hazel e interactuar con los demás personajes, de un momento a otro podías estar muy mal por determinadas circunstancias negativas pero en menos de cinco segundos el autor le daba la vuelta con un humor negro e ironías sarcásticas para que también risas eufóricas salieran de esa misma situación, dándote un cruce de emociones adictivo y no solo una experiencia triste.

La historia es interesante, pero el gran acierto de John Green (aparte de crear dos protagonistas fantásticos) es el enfoque que le da. La narración es ágil e ingeniosa, y está llena de sarcasmos y comentarios políticamente incorrectos. Hay momentos de bastante complejidad, tanto literaria como filosófica, que no ralentizan la lectura (ya elegirá cada lector cuánto tiempo dedicar a los pensamientos del autor), John Green no endulza la realidad de los protagonistas para complacer al lector, y la franqueza con la que trata el tema es precisamente uno de sus grandes triunfos.


En el transcurso de la novela podemos ver a una Hazel y un Gus como buenos amigos que comparten gustos literarios poco parecidos pero el sueño de ella es conocer al autor de su libro favorito y el decide complacerla, usando el  deseo que le fue dado por una fundación en pro de niños con cáncer para cumplir el de ella así que Gus contacta al autor de la novela, Peter Van Houten, y emprende  un viaje con Hazel a Ámsterdam, donde reside Van Houten, para que personalmente les aclare las dudas que tienen sobre el final tan abierto de la novela. La trama se complica debido a las enfermedades de ellos pero también a medida que pasa nos brinda momentos con sabor a estrellas que nos hacen sobrevivir a los capítulos posteriores llenos de sinsabores en la vida de dos chicos a los que en cáncer puso bajo la misma estrella o destino. Este título un poco metafórico según Green es una frase de Julio César, de William Shakespeare cuando Casio en el Acto 1/Escena 2 de la obra le dice a Brutus «¡La culpa, querido Brutus, no es de nuestras estrellas, sino de nosotros mismos, que consentimos en ser inferiores!» y  la mayor fuente de inspiración al momento de crear la historia fue una amiga del autor llamada Esther Grace Earl, de ahí el segundo nombre, Grace aunque se aclaró anteriormente en una entrevista que Hazel no está basada en Esther pero si tuvo gran influencia al crearla. Lamentablemente esta chica padecía cáncer de pulmón, muriendo el 25 de agosto de 2010 a los 16 años.




Opinión con Spoiler (recomendado solo si ya leíste el libro)


John Green es un escritor conocido por llegar a los jóvenes adultos con historias capaces de ser fácilmente comprendidas pero a su vez llenas de metáforas, símbolos y prefiguraciones, Bajo La Misma Estrella como su obra más exitosa no podía dejar de tener muchísimas partes cuyos significados son más profundos de lo que pudimos interpretar con una sola ojeada, dándole puntos a favor a una segunda lectura llena de nuevas emociones más allá de la trama.

Hazel Grace Lancaster fue diagnosticada con cáncer de tiroides fase IV que termino por alojarse en sus pulmones, pero sobrevivió más de lo esperado medicamente utilizando Phalanxifor, curiosamente un medicamento que a la mayoría no suele ayudar mucho, dándonos una esperanza en que lo que a unos no sirve a otros sí, sin embargo de un momento a otro podría haber una complicación mayor y morir, dándonos también esa incertidumbre desde el comienzo, es como estar en una frontera no definida entre la vida y la muerte, es sobrevivir cada día ofreciéndose una especie de referencia al origen de su nombre Hazel que es en cuanto a colores de ojos una combinación entre ámbar y verde que varía según el momento o día. Es un color de ojos que está en una frontera al igual que la vida de Hazel. 


La narración esta en primera persona y es así como la protagonista nos cuenta que “leía el mismo libro una y otra vez, casi nunca comía y dedicaba buena parte de su abundante tiempo libre a pensar en la muerte” esto es algo obvio, todos solemos pensar en nuestro futuro pero pocas veces contemplamos a la muerte, excepto si tu propio cuerpo te dice que morirás pronto,por lo tanto es totalmente entendible la postura de ella en pensar en la muerte y por consecuencia deprimirse. Una de las frases que me impacto en los primeros capítulos fue cuando la  madre dándose cuenta de esto, le dice ”Hazel, te mereces una vida” desahogando ese punto intermedio de indignación y ganas de luchar con y por ella que sentía esta señora , en este caso en particular  hablare en nombre de todos los lectores al decir que imagino a la mayoría pensando lo mismo “esa chica merece una vida y no esto, que impotencia” sintiendo cierta simpatía hacia la señora Lancaster hasta que nos aparece la siguiente línea salvaje ”solo hay una cosa en el mundo más jodida que tener cáncer a los dieciséis años, y es tener un hijo con cáncer.”  haciendo que dejemos de centrarnos en la historia de amor originalmente propuesta  para dar más atención  también a quienes rodean su entorno. 


Muchos comentarios que he leído dicen que este es un libro de autoayuda a las personas con cáncer, pero yo en lo personal pienso que es una novela con la capacidad de ayudar a los que podemos estar alrededor de alguien con cáncer sin saber qué hacer. Una anécdota de mi vida viene al caso ya que estudio medicina y cuando veo personas con enfermedades en etapa terminal recuerdo este libro deseando que una historia como esta les pase en algún momento, no necesariamente se trata de encontrar al amor de sus vidas, sino el milagro de vivir una eternidad  en días contados según su en la vida, para unos sera cantar, otros bailar, leer o  simplemente ver el atardecer mientras una sonrisa se traza en su rostro soñando con un mejor futuro que no incluya solo una dolorosa  muerte, sino una vida como guerreros de una batalla memorable que será recordada por sus familias y amigos, esos que se ven durante su estancia en el hospital, esos que están luchando con ellos hasta el final. Como lo estan los padres de Hazel, los padres de Gus con los mensajes de refuerzo positivo o hasta el mismo Van Houten en su momento antes de hundirse en vicios y amargura gracias al dolor.


Conocer a Philip  y ver como va a todos lados fue ridículamente raro, ya que aunque sabía es representación de la enfermedad y la cruz que Hazel carga,  llego un momento en que le sentí un personaje más y estaba pendiente de él, más que todo por no ser solo un tanque de oxígeno sino una especie de compañero de vida de Hazel con nombre y todo. Por su parte otro personaje que vale la pena conocer es Isaac, no entendía la necesidad de su ceguera, pero con ayuda de otros lectores supe sobre su relación con tres aspectos bien simbólicos, notando primero la inspiración en Isaac, el hijo de Abraham(biblia) ciego en su vejes, el segundo aspecto es que el autor pensaba colocarlo como narrador original de la historia a Isaac (luego se cambió la idea) pero siguió el concepto de la antigua Grecia sobre los sabios que eran personas ciegas en su mayoría  y en tercer lugar fue la forma más ingeniosa de hacer a ir Gus (aparentemente sano)  a un grupo de apoyo, cruzando así su mundo con el de la protagonista para que comience su historia de amor. Cuando Mónica corta a Isaac nos enseña que es una desgraciada y que no todos nos apoyaran incondicionalmente en los momentos malos, pero hay algo muy loco y subliminal en esta subtrama especialmente en el color verde del carro de Mónica (destruido memorablemente con huevos) que simboliza algo deseado, pero que no tenemos  según lo que nos enseña de colores El Gran Gastby y es justo lo que era Mónica para Isaac pero también lo veo como la salud que no se tiene y se desea.


En cuanto a salud hay una metáfora de Gus sobre un cigarro  explicada en el mismo libro, pero llevándolo a otra connotación también puede representar  la impotencia de no quitarle el poder al cáncer de estar en tu cuerpo y matarte así que ejerce una especie de poder reprimido contra la nicotina al tenerla allí pero impotente de entrar en tu cuerpo al no encenderle, así que al final tu tienes el control, ahora bien enseña que no todo es lo que parece porque este chico por alguien a lo lejos pudo verse como un fumador cuando en realidad no lo es.


Cuando Gus nos habla de su miedo al olvido es un pensamiento muy romano y nos da idea del origen de su nombre porque asociando lo poco que recuerdo de algunas películas de gladiadores es que ellos siempre buscaba la gloria y ser recordados, luego Jonh en una entrevista lo confirmo y mis reflexiones tuvieron un nuevo sentido cuando escuche que justamente el nombre Augusto es de un héroe y es así tal cual como lo ve Hazel al principio (para ella, ese chico es increíble) y a medida que lo va conociendo es cuando se transforma en Gus, una apodo familiar más sencillo, siendo este último  quien consigue enamorarla. En capítulos posteriores cuando Gus sufre la recaída, tristemente él se da cuenta que ella solía decirle Augusto y ahora es solo Gus dando a entender que ya no es un novio superhéroe  y comienza a odiarse, cosa que me parte el corazón pero era necesario que pasara porque  la recaída de Gus, es la metáfora cumplida de la montaña rusa que en los primeros capítulos solo subía pero por lógica en cierto momento de la historia bajaría, sin embargo  la causa del odio hacia él mismo,  la explica cuando están ambos en la escultura del esqueleto y dice que primero se veía como el niño que jugaba en la escultura y luego de la recaída se ve como el esqueleto.


No puedo dejar de nombrar los momentos que sin duda me sacaron una sonrisa, por ejemplo cuando Hazel esperaba el mensaje de Gus, me sentí tan tontamente identificada, seguidamente me gusto mucho la creación del libro un dolor imperial ha sido la mejor locura de Green,  eso de hacer un libro exitoso dentro de otro libro exitoso, es arriesgadamente brillante al igual que las conjeturas sobre tres sus  ideas a lo largo del libro, la primera es esa frase  “el mundo no es una máquina de conceder deseos” y su gran alcance en la vida de todos, la segunda es sobre columpio de Hazel entendiéndose al columpio como la niñez y días sanos que no volverán por lo que venderlo es deshacerse de ellos, justo al leer esto estaba muy melancólica, pero cuando Gus dice “columpio pedófilo” no pude parar de reír por un buen momento y supongo que me enamore de este momento. Luego la tercera idea con la camisa con estampado de una pipa que dice “esto no es una pipa” y al principio confieso no lo entendí pero luego alucine al darme cuenta que la representación de una cosa no es la cosa y así mismo tu puedes tener una enfermedad, un defecto pero no eres ese defecto o esa enfermedad. Por cierto quiero una camiseta así.

John Green (Autor)

Ahora bien tenemos la obsesión de Hazel por su libro favorito mencionado anteriormente, todos los lectores podemos compartir esta experiencia de no sacarte un libro de la cabeza pero en este caso todo es más complicado  porque es un libro sobre una chica que padece cáncer (si algo poco motivante dado el caso) pero Hazel se fuerza por saber que pasara con la mama de Anna es porque ella se siente Anna y tiene miedo de que su mama no resista perderla, Así que busca un ejemplo de lo que pasaría con su mama al ella morir.  El Tulipán Holandés según Green es una representación de Dios y es por eso que Hazel quiere saber en el fondo si su mama recibirá ayuda de Dios, si este existe y que pasara con la gente que ama y es que ella siente que es una bomba que destruirá todo lo que toque al explotar recordándonos a su tocaya Hazel  Levesque de la saga Los Dioses del Olimpo que tenía esta maldición con cada joya que tocaba, porque traían dolencias a quienes se las compraban, supongo que será coincidencia o una analogía de Green escondidita por allí, al igual que sus prefiguraciónes sobre la granada (Hazel ) en el juego de video la noche de los trofeos, no  recuerdo mucho pero se que Gus decide ser  el héroe del juego Lanzándose sobre la granada, dando a entender que moriría al lado de Hazel. Por otra parte hay más prefiguraciones en otras partes del libro que nos indican el orden de la muerte en nuestros protagonistas, una es cuando siempre cuelga primero y la otra es cuando la película de el en el avión  va adelantada a la de ella, queriendo decir que siempre iba a ir primero; Cosa que me impresiono porque siempre pensé que sería ella la que moriría antes y cuando le dio la noticia de la metástasis en verdad yo no supe que pensar, me parecía una mala jugada del autor y comencé a odiar profundamente a Green porque eso de que el dolor demanda ser sentido, bueno yo quería que él lo sintiese así como yo lo hacía.

El viaje a Ámsterdam lo viví en mi piel, es ese tipo de sentimiento que no se puede describir pero allí esta cuando lees, todo me ha gustado menos ese momento incomodo  cuando Hazel piensa que debería estar hundida porque ella se refleja en la ciudad y me recordó que aunque nuestra mente se intente distraer, los problemas nunca se irán por completo, pero aun con eso el paseo fue hermoso, con vino sabor a estrellas, el irrespetuoso beso en plena casa de Anna Frank, los momentos de rabia con Van Houten, y su primera vez, ¡OMG¡ porque debo confesar que todo muy bonito pero una parte de mí no podía  dejar de pensar en la intensidad del momento, en que con los movimientos bruscos podía romperse alguna manguera o simplemente el cansancio podría causarle una recaída haciendo que la respiración de Hazel fallara y muriera en pleno sexo, pero a medida que leía  me calme cuando fue todo tranquilo y perfecto siendo la visita al autor de Una Aflicción Imperial un viaje literario bien vivido por el lector con una gran enseñanza que se da gracias a Van Houten Quien se vuelve el rostro del mal negándonos las respuestas que esperaban nuestros chicos; circunstancia que el autor uso para demostrarnos el mal de idealizar a las personas (idea que veo Green trabaja en todos sus libros) y lo peligroso de llegar a ser conocerlas y decepcionarnos.


Ya en los últimos capítulos cuando Hazel  recae me asusté mucho pero es justo allí donde podemos ver el significado de la portada del libro con tanto  azul simbolizando que podemos ser felices pero todo es temporal y puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos, también es el agua de los pulmones que ahogan a Hazel, es el apellido de Augusto (Waters), es todo y nada, es dos nubes, una negra y otra blanca (lo positivo y lo negativo) con la negra arriba prefigurando s un final no muy bonito, pero sin tapar la nube blanca ya que igual vale la pena ser feliz durante el camino, sabiendo que los finales felices  dependerán siempre del lector.



Top 10 Frases del Libro

1. “No puedo hablar de nuestra historia de amor, así que hablaré de matemáticas. no soy matemática, pero de algo estoy segura: entre el 0 y el 1 hay infinitos números. Están el 0,1, el 0,12, el 0,112 y toda una infinita colección de otros números. por supuesto, entre el 0 y el 2 también hay una serie de números infinita, pero mayor, y entre el 0 y un millón. Hay infinitos más grandes que otros. nos lo enseñó un escritor que nos gustaba. en estos días, a menudo siento que me fastidia que mi serie infinita sea tan breve  quiero más números de los que seguramente obtendré, y quiero más números para Augustus de los que obtuvo. Pero, Gus, amor mío, no puedo expresar lo mucho que te agradezco nuestro pequeño infinito. no lo cambiaría por el mundo entero. Me has dado una eternidad en esos días contados, y te doy las gracias.”(Hazel)

2. “Todo el mundo debería tener un amor verdadero, y debería durar como mínimo toda la vida."   (Isaac)

3. "Sentí que me enamoraba de él como cuando sientes que estás quedándote dormida: primero lentamente, y de repente de golpe." (Hazel)

4. "Sería un privilegio que me rompieras el corazón." (Augustus Waters)

5. Okay? 

Quizá «OKAY» será nuestro «SIEMPRE». 


Okay


6. ¿Qué más? Es preciosa. No te cansas de mirarla. No tienes que preocuparte de si es más inteligente que tú, porque sabes que lo es. Es divertida sin pretenderlo siquiera. La quiero. Tengo la inmensa suerte de quererla, Van Houten. No puedes elegir si van a hacerte daño en este mundo, pero sí eliges quién te lo hace. Me gustan mis elecciones. Y espero que a ella le gusten las suyas. 

Me gustan, Augustus.
Me gustan.

7. "Los cigarrillos no te matan si no los enciendes. Y nunca he encendido ninguno. Mira, es una metáfora: te colocas el arma asesina entre los dientes pero no le concedes el poder de matarte." (Augustus Waters)


8. "Mis pensamientos son estrellas con las que no puedo formar constelaciones." (Augustus Waters)


9. "Sólo hay una cosa más jodida en el mundo que tener cáncer a los dieciséis años, y es tener un hijo con cáncer." (Hazel)


10. "Estoy en una montaña rusa que no hace más que subir, amigo mío." (Augustus Waters)




Adaptación Cinematográfica


En enero de 2012, Fox 2000 adquirió los derechos para realizar la película colocando como director a Josh Boone junto a Wyck Godfrey y Marty Bowen  como productores. La película comenzó a filmarse el 26 de agosto de 2013 en Pittsburgh con escenas también en Ámsterdam  y se estrenó el 6 de junio 2014.

Personajes:

•  Shailene Woodley como Hazel
•  Ansel Elgort como Augustus
•  Nat Wolff como Isaac 
•  Laura Dern como la madre de Hazel
•  Sam Trammell como el señor Lancaster (padre de Hazel)
•  Mike Birbiglia como Patrick
•  Willem Dafoe como Peter Van Houten

Una recomendación personal es el soundtrack de esta película, realmente vale la pena escucharlo.






Puntuación del libro


En verdad este libro es muy especial para mí por su enseñanza sobre la vida, la muerte y la felicidad, sentí un gran vacío cuando termine de leerlo pero poco a poco hubo un cambio  emocionante al analizarlo y comprenderlo, espero que lo lean, disfruten y me dejen saber sus opiniones. Me despido con un abrazo literario.

Si quieres saber nuestra opinión de la película puedes leerla aquí

Tendencias esta semana:

Reseña La reina roja [Victoria Aveyard]

[Reseña] Caraval — Stephanie Garber

Reseña Ready Player One [Ernest Cline]

Reseña La Torre Oscura I: El pistolero [Stephen King]

Reseña El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares [Ransom Riggs]